Comansa aporta su experiencia industrial en tecnología de elevación al sector eólico

Grúas en acción
29-06-2022

Junto con las también navarras Nabrawind y Tetrace, Comansa forma parte de Navassy, una joint-venture que ha diseñado y fabricado el primer sistema de auto-izado para torres eólicas Nabralift 2.0.

Comansa ha demostrado su capacidad de diversificación, más allá de los proyectos de construcción, aportando su conocimiento y experiencia industrial en tecnología de elevación al sector eólico, a través de la fabricación del sistema de auto-izado de torres Nabralift.

La joint venture Navassy, formada por Nabrawind, Tetrace y Comansa, nació en noviembre de 2020, para la fabricación y operación del sistema de auto-izado de las torres Nabralift, gracias al conocimiento de cada uno de los socios en sus respectivos campos.

Comansa ha sido la encargada de fabricar el nuevo sistema de auto-izado que, tras las primeras pruebas en sus instalaciones de Huarte (Navarra), se trasladó a Oualidia, en Marruecos. Allí, en el parque eólico que está construyendo el desarrollador francés InnoVent, se instaló la torre Nabralift con un aerogenerador Siemens de 3.6 MW y su rotor ya instalado, que se ha convertido en la torre eólica más alta de África, con una altura de buje de 144 metros.

Durante la instalación de la torre, el sistema de auto-izado confirmó varias de sus fortalezas respecto a las grúas estándar que utiliza el sector para instalar un aerogenerador de gran envergadura.

La instalación de la torre se realizó con ráfagas de viento de hasta 15 metros por segundo, lo que corrobora que el sistema de auto-izado es capaz de minimizar retrasos durante la instalación ocasionados por fuertes vientos.

Asimismo, la logística del sistema de auto-izado es muy eficiente y sencilla. En concreto, todo el sistema se transportó en tal sólo 14 camiones, mientras que una grúa estándar con capacidad para instalar una torre de estas características habría necesitado al menos de 40 camiones, varios de ellos de dimensiones especiales.

Tras esta primera unidad, Navassy fabricará en los próximos seis años 8 sistemas de auto-izado, en línea con la cartera de pedidos de Nabralift. Comansa volverá a ser la encargada de la fabricación de los siguientes sistemas de autoizado mediante sus instalaciones en España y China.